¿Quieres preparar tu vivienda para alquiler y no sabes cómo hacerlo? 

Tranquilo aquí te contamos cómo hacerlo.

Hace unas semanas, por razones personales, tuve que plantearme la posibilidad de alquilar mi vivienda e irme a una más grande, de alquiler. Así que sería arrendataria e inquilina al mismo tiempo.

En primer lugar hablaré sobre cómo arreglar una vivienda de segunda mano para alquilarla.

Cómo arrendadora, lo primero que pensé fue: ¿cómo puedo mejorar mi vivienda para poder alquilarla a un buen precio?

Así que enseguida lo primero que hice fue cambiar mi punto de vista respecto a mi vivienda. Tenía que dejar de verla cómo propietaria y verla con ojos de inquilina y empecé mi recorrido por mi propia vivienda desde el vestíbulo e hice un pequeño listado de lo que deberíamos hacer cuando ponemos nuestra vivienda en alquiler.

Es evidente que con el uso diario, casi 10 años en mi caso, la vivienda necesita un buen repaso.

PASOS A SEGUIR PARA PREPARAR TU VIVIENDA PARA ALQUILER

 

  • DESPEJA

Despeja todas las estancias, es decir, comienza a hacer las maletas.

Mete en caja todo aquello que no necesitas mientras estés alquilando tu vivienda y guárdalo en un trastero, o en casa de un amigo o familiar, pero nunca lo dejes en la misma vivienda porque no ayudarás al futuro inquilino se imagine viviendo en tu casa.

Mi recomendación es que la pongas en alquiler después de que te hayas ido de la vivienda, pero si no es posible, intenta despejarlo lo máximo que puedas.

vivienda para alquilar

  • LIMPIAR

Limpia a fondo cada una de las estancia y con especial cuidado la cocina y el baño. De las viviendas que he visto como futura inquilina, sólo una estaba limpia y era porque estaba recién reformada. Por favor no cometas ese error, porque lo menos que apetece es entrar a vivir en una vivienda sucia y con la apariencia de recién hecha la mudanza de los que antes vivían allí

  • ARREGLAR

Arregla los desperfectos típicos que surgen con el uso diario, cómo bombillas fundidas, un grifo que gotea, un enchufe que no funciona, puerta de armarios que no encajan, tiradores rotos, persiana que no sube bien, revisar la instalación eléctrica y fontanería, etc. Tienes que invertir en dejar tu vivienda en perfecto estado para evitar negociaciones con el futuro inquilino.

  • ACTUALIZAR

Actualiza baños y cocina. Si económicamente puedes, te recomiendo que realices una pequeña inversión en la actualización de los baños y de la cocina, modernizando los azulejos, para colocar unos más neutros y sencillos, cambia los sanitarios, cambia los electrodomésticos si están demasiados viejos, te evitarás tener que repararlos cada dos por tres. Pero si económicamente no puedes actualizar baños ni cocina, entonces haz pequeños cambios que harán la diferencia como pitar los azulejos y cenefas de blancos o colores claros, cambiar la grifería por una más moderna, colocar cortina de ducha nueva de colores neutros, o cambiar la mampara por una más ligera y moderna.

  • PINTAR

Pinta la vivienda ya que el paso del tiempo se refleja directamente en las paredes, especialmente cerca de los interruptores de la luz y las esquinas. Por eso es conveniente pintar la vivienda de color blanco, ya que da más luminosidad y sensación de amplitud. Pero si quieres dar un toque de color alguna pared es mejor hacerlo con colores neutros y claros, como el beige o el gris claro. Nunca pintes con colores fuertes, espantarás al futuro inquilino.  Cambia el papel pintado que esté desgastado  y despegado porque da apariencia de abandono de la vivienda, nada recomendable si quieres alquilar a un buen precio.  Y ya que te pones y si puedes permitírtelo, por favor quita el gotelé, porque podrías perder posibles inquilinos, teniendo en cuenta que según una encuesta de portal inmobiliario fotocasa, el perfil del que alquila está entre los 35 y 44 años, es decir, una persona joven que no le gusta el gotelé y prefiere paredes lisas.

  • AMUEBLAR

Si vas a alquilar la vivienda vacía, es recomendable dejar algunas piezas básicas que definan los espacios, cómo un sofá, una mesa y unas sillas en el salón comedor, camas y mesitas de noche, en los dormitorios,  juego de toallas en baños; para que el futuro inquilino se haga un idea de la proporción de los espacios. También existe la posibilidad de usar muebles de cartón que cumple la misma función, que no es otra que, el futuro inquilino se haga una idea de las dimensiones de las habitaciones para saber si le entran sus muebles o no.

vivienda para alquiler

Si por el contrario vas a alquilar la vivienda con mobiliario, mejor que sea mobiliario moderno, neutro, ligero y que sólo sea el mobiliario básico para dejar los espacios despejados que den sensación de amplitud. Menos es más. Olvídate de los muebles viejos desmerecen la vivienda y nadie los quiere, mejor incluso amueblar con mobiliario low cost tipo IKEA y colocar una pieza más representativa en el salón y en el dormitorio principal.

Consigue un ambiente neutro y cálido que de sensación de confort.

Utiliza colores blancos y da toque de color con colores claros tipo beige, gris y utiliza madera natural.

Utiliza espejos para dar luminosidad a los espacios y crea ambientes acogedores con lámparas de pie o de mesa en los dormitorios.

Utiliza textiles de casa como edredones, almohadas, cojines, toallas, mantas, etc. de colores lisos y neutros. Nada de estampados.

En los baños crea ambiente de agradable con velas, flores, e incluso alguna escencia aromáticas para dar sensación de frescura y limpieza.

  • FOTOGRAFIAR

Hacer buenas fotografías, si son profesionales mejor, evita las fotos realizadas con móviles, con poca luz. Destaca los puntos fuertes de tu vivienda, como un magnífico salón, o una terraza con vistas o un baño tipo spa, o simplemente una buhardilla con personalidad. Destaca, pero sin exagerar, debes permanecer fiel a la realidad, porque no querrás que los posibles inquilinos se decepcionen a ver tu vivienda ya que se esperaban otra cosa cuando vieron las fotografías.

Mejor fotografíar de día, con luz natural aunque tendrás que encender las luces de toda la vivienda para dar más luminosidad.

NUNCA fotografíes de noche o los persianas echadas, el posible inquilino podría sospechar que es una vivienda oscura poco iluminada, que da a un patio demasiado  pequeño y la descartará. Puedes fotografiar de noche siempre y cuando quiera destacar quizás unas preciosas vistas del atardecer o de la ciudad.

Crea ambientes para cada habitación, que inviten a quedarse a vivir allí. Dormitorios acogedores que inviten a descansar, una cocina despejada que en la que apetezca tomar un café o té, un salón – comedor agradable donde se quiera pasar buenos momentos compartiendo con familiares o amigos, etc.

  • PLANOS

Realizar un plano 2d de tu vivienda para alquiler, es muy pero que muy recomendable, porque así el futuro inquilino ya sabe si la distribución y el tamaño de los espacios es lo que está buscando. Muy pocos anuncios de viviendas para alquiler que he visto tienen planos de la vivienda. ¡Sé diferente aquí!

  • EL ANUNCIO

Crear un buen anuncio inmobiliario, destacando las características de tu vivienda para alquiler, con planos, fotografías y descripción no sólo de la vivienda sino de la finca, del barrio, de los puntos de interés cercanos a la misma, etc.

  • LA VISITA

cuidadoso con las visitas y sé flexible con los horarios. Siempre llega antes que el interesado y ventila la vivienda, enciende las luces y si puedes prepara un café, pon música suave. Crea ambiente.

 

Si quieres que te asesoremos en la preparación de tu vivienda para alquiler, no dudes en contactar con nosotros. 

 

 

Photo:Tommerton2010